Asier Amondo, responsable de KORRIKA, y Mertxe Mugika, Coordinadora General de AEK, junto al Consejo Rector de la misma, han realizado la primera valoración de KORRIKA 21.

En palabras de Asier Amondo, tal y como se ha podido comprobar, la vigésima primera edición de KORRIKA ha sido muy éxitosa, tanto en las capitales como en las zonas de mayor pobLación como en los pueblos pequeños; en toda Euskal Herria, a fin de cuentas, y se puede decir que KORRIKA, esta iniciativa gigante y loca en favor del euskera, es el acto que más quiere la sociedad vasca. Ha sido impresionante el apoyo recibido desde que se presentó en noviembre y, cómo no, el recibido en los últimos once días, y todavía es increíble la pasión que provoca KORRIKA en la sociedad vasca. Por todo ello, se ha destacado que KORRIKA ha seguido creciendo. Aunque más adelante llegará el tiempo de realizar valoraciones más detallladas, para llevar a cabo la vigésima segunda edición de la forma más adecuada, Asier Amondo ha subrayado que se han superado anteriores ediciones tanto en participación como en seguimiento.

Por otro lado, Mertxe Mugica ha destacado que dentro de ese éxito está el haber llegado a nuevos sectores de la sociedad; por ejemplo, se han establecido relaciones con agentes sociales que antes no participaban directamente; eso provoca que nuevos colectivos se junten a la labor en favor de la normalización del euskera.
Además, tal y como ha explicado la Coordinadora General, uno de los mayores legados de esta edición de KORRIKA que animaba a hacer klik por el euskera han sido los compromisos que han firmado tanto los agentes sociales que ya participaban en KORRIKA como los nuevos que se han acercado. La iniciativa ARO BERRIARI KLIKA (Klik en una nueva era) surgida en los actos de Albaola y Bastida ha enseñado que esta edición de KORRIKA ha querido recorrer ese camino que hay entre las fotos de apoyo y el de realizar pasos concretos en la normalización del euskera. Ciudadanía, movimientos sociales e Instituciones: hacer, impulsar, llevar a cabo; como ha propuesto Maialen Lujanbio, autora del mensaje escondido dentro del téstigo, el euskera tiene que estar en el sistema operativo de este pueblo.

Por todo ello, AEK le quiere decir a la sociedad vasca que va a seguir haciendo KORRIKA, ediciones nuevas y renovadas, para ofrecerle a Euskal Herria KORRIKA como herramienta de trabajo para seguir agrandando la ola en favor del euskera, con el objetivo de conseguir la normalización del euskera.

Para finalizar, la Coordinadora General de AEK ha querido recordar los objetivos principales de AEK y de la misma KORRIKA. Por ello, ha declarado que sería muy preocupante, en lo que se refiere a esos fínes, poner en marcha KORRIKA 22 sin conocer avances significantes. Por un lado, tanto en las nuevas generaciones como en el mundo adulto, se tiene que acelerar la universalización del euskera, y, por otro lado, en lo que se refiere a los medios económicos que tienen los euskaltegis y las personas para enseñar y aprender euskera tenemos que conocer una mejora considerable.

Es imprecindible realizar la vigésima edición de KORRIKA en otras condiciones.